Google mooola

Hace algunos días leí un par de artículos que me impresionaron (artículo 1, artículo 2), por desgracia en inglés. Hablan sobre Google y su poderío.

Google ha hecho muchas cosas impresionantes o casi imperceptibles, que han conseguido hacer de la web un sitio más manejable, pero para conseguirlo evidentemente necesita un sistema "potentillo".
Y desde luego una red de 100000 (!!) ordenadores de bajo coste, distribuídos entre varias sedes impresiona lo suyo.

Sin embargo lo realmente acojonante, para mí, es el tema central del segundo artículo: Google mantiene varias copias de la web en memoria RAM (!! y !!!). Eso le permite hacer todas las virgerías que ha incorporado durante los años: resumenes contextuales a la búsqueda, páginas cacheadas, indexación de archivos PDF y formatos de Office…

Desde luego merece la pena leer los artículos si el tema te llama la atención. Si el inglés no es lo tuyo puedes intentar leer una versión traducida… gentileza de Google ;) (traducción automática 1, traducción automática 2).

Las búsquedas en Google pueden ser manipuladas

Según publica Diario Tecnologías de la Información, algunos webmasters avispados han encontrado por fin la forma de engañar el sistema de ránking de Google.

Este buscador se caracteriza por basar el orden de los resultados en algunos parámetros (principalmente el número de sitios que enlazan al sitio encontrado) que consiguen ordenar los resultados de una forma mucho más eficiente que los buscadores tradicionales (que se basan en el texto de la página y las meta-etiquetas de descripción, escritas por los autores).

Fragmento reproducido de Diario Tecnologías de la Información:

Google, uno de los buscadores de Internet más solicitados, es manipulado por individuos que buscar figurar en los primeros lugares de las listas de resultados. La situación abre la posibilidad de que el sector corporativo comience a valerse de tales trucos de manera sistemática y generalizada, con lo que el buscador perdería todo interés.

Al realizar una búsqueda de palabras o frases en Google, los resultados son presentados por el sistema según un rango de relevancias determinado por el grado de exposición que tenga el sitio. Algunos sujetos han descubierto la forma de manipular la cantidad de visitantes, de forma que las páginas aparezcan entre los primeros resultados.

Hasta ahora, Google ha sido prácticamente inmune a las tácticas empleadas por actores deshonestos para mejorar su posición en las listas. Lamentablemente, ahora pareciera ser cuestión de tiempo antes de que los trucos comiencen a ser explotados comercialmente.

Google ha sido un buscador confiable en el sentido de que no basa su calificación de resultados en las denominadas metatags; es decir, en la descripción que los propios sitios hacen de sí mismos según palabras clave. Google asigna mayor o menor relevancia a un sitio dependiendo de la cantidad de páginas que tengan enlaces hacia el sitio, y las frases que otros sitios usen para describirlo. Google también da mayor puntuación a los enlaces y actualizaciones más recientes.

Sin embargo, al manipular tales métodos se ha logrado influir en el resultado presentado por Google al buscar determinadas frases. Al parecer, ahora el desafío queda en manos de Google, que necesariamente deberá eliminar tal forma de manipulación para mantener su vigencia y credibilidad.

(…)

Enlaces relacionados:
Google
Noticia en Diario TI