Las búsquedas en Google pueden ser manipuladas

Según publica Diario Tecnologías de la Información, algunos webmasters avispados han encontrado por fin la forma de engañar el sistema de ránking de Google.

Este buscador se caracteriza por basar el orden de los resultados en algunos parámetros (principalmente el número de sitios que enlazan al sitio encontrado) que consiguen ordenar los resultados de una forma mucho más eficiente que los buscadores tradicionales (que se basan en el texto de la página y las meta-etiquetas de descripción, escritas por los autores).

Fragmento reproducido de Diario Tecnologías de la Información:

Google, uno de los buscadores de Internet más solicitados, es manipulado por individuos que buscar figurar en los primeros lugares de las listas de resultados. La situación abre la posibilidad de que el sector corporativo comience a valerse de tales trucos de manera sistemática y generalizada, con lo que el buscador perdería todo interés.

Al realizar una búsqueda de palabras o frases en Google, los resultados son presentados por el sistema según un rango de relevancias determinado por el grado de exposición que tenga el sitio. Algunos sujetos han descubierto la forma de manipular la cantidad de visitantes, de forma que las páginas aparezcan entre los primeros resultados.

Hasta ahora, Google ha sido prácticamente inmune a las tácticas empleadas por actores deshonestos para mejorar su posición en las listas. Lamentablemente, ahora pareciera ser cuestión de tiempo antes de que los trucos comiencen a ser explotados comercialmente.

Google ha sido un buscador confiable en el sentido de que no basa su calificación de resultados en las denominadas metatags; es decir, en la descripción que los propios sitios hacen de sí mismos según palabras clave. Google asigna mayor o menor relevancia a un sitio dependiendo de la cantidad de páginas que tengan enlaces hacia el sitio, y las frases que otros sitios usen para describirlo. Google también da mayor puntuación a los enlaces y actualizaciones más recientes.

Sin embargo, al manipular tales métodos se ha logrado influir en el resultado presentado por Google al buscar determinadas frases. Al parecer, ahora el desafío queda en manos de Google, que necesariamente deberá eliminar tal forma de manipulación para mantener su vigencia y credibilidad.

(…)

Enlaces relacionados:
Google
Noticia en Diario TI

Netscape vigila las búsquedas

Diario Tecnologías de la Información informa de que las últimas versiones de el navegador de Netscape (Netscape Navigator 6) envían información sobre las búsquedas hechas a través desde la barra de direcciones a los servidores de Netscape.
Esta información se envía cuando la búsqueda se dirige a buscadores diferentes del de la propia Netscape y contiene información sobre la búsqueda (términos a buscar) y sobre el usuario (su IP y un identificador único).

Reproducido de Diario Tecnologías de la información:

El lector web Navigator 6 registra todo el uso de la función de búsquedas directas, incluso aquellas realizadas en servicios distintos al de la propia Netscape. En su página sobre respeto a la privacidad, la compañía evita mencionar este tipo de escuchas.

El lector Navigator 6 facilita la búsqueda de información. El usuario sólo necesita anotar los criterios de búsqueda directamente en la línea de dirección. Las preferencias estándar del lector hacen que las búsquedas se realicen directamente en el servicio de Navigator. Las preferencias pueden ser modificadas, de forma que el usuario acuda automáticamente a otros servicios de búsquedas.

Recientemente, el programador holandés Sam Jskes declaró a The Risks Digest que se había percatado de algo curioso al investigar lo que ocurría al buscar en Google directamente en la línea de direcciones de Navigator. Según Jskes, un script del programa no enviaba las búsquedas directamente a Google, sino lo hacía por conducto de un servicio de Netscape.

Investigadores que estudiaron la situación confirmaron que Netscape no sólo registra hacia donde se dirige la búsqueda, sino también los criterios de búsqueda, la dirección IP del usuario, la fecha en que Navigator fue instalado y una cifra única de identificación. Tal procedimiento se aplica los buscadores Google, Lycos y Overture.

Netscape asegura a los medios que el propósito de tal registro es elaborar estadísticas sobre la cantidad de usuarios que recurren a la función de búsqueda del navegador para acudir a otros servicios distintos al de la propia Netscape. El motivo sería poder cobrar posteriormente por el servicio.

El lector web de Microsoft, Internet Explorer, tiene una función similar. Sin embargo, en el caso de IE las búsquedas son dirigidas directamente al buscador seleccionado por el usuario, sin tener que transitar primero por los servidores de Microsoft.

Cabe señalar que Netscape no registra los datos mencionados si el usuario acude directamente al sitio del buscador y realiza sus búsquedas ahí.

Enlaces relacionados:
Netscape
Microsoft
Noticia en Diario TI